Blog

UN QUESO ESPECIAL FRUTO DE LA ILUSIÓN

El origen de Lácteas Zamoro, nació en el año 1997 en Santibáñez de Vidriales, en la comarca de Benavente y Los Valles, está en una ilusión, en la de Juan Uña Prieto, su fundador
Veterinario de profesión y con ganadería propia venida de su familia, se planteó hacer queso a partir de una materia prima de excelente calidad y que en su mente siempre había estado presente la idea de poner en marcha un negocio en el mundo rural, un negocio de calle, de pueblo, para todos, y con Lácteas Zamoro ha hecho realidad esa ilusión. Tal es así, que en la etiqueta de su queso aparece una frase de la escritora Isabel Allende que dice «El queso es leche con bacteria y todo lo demás es ilusión», y que puedes probarlo en la tienda online de quesos en distintos formatos y pesos ( https://www.jamonesherrero.es/producto/sansuena/ )
Los inicios no fueron sencillos, Juan Uña recuerda que fueron «duros, inciertos, agotadores, trabajosos y fatigosos y sin horario establecido». A pesar del esfuerzo inusitado e inimaginable, aquellos primeros años también fueron maravillosos para el propietario de la empresa, que vivió la puesta en marcha de su proyecto con entusiasmo y pasión infinita.
Desde aquel año 1997, Lácteas Zamoro se dedica a la fabricación y comercialización del queso añejo de leche cruda de oveja Ciudad de Sansueña, un producto que elabora en varios formatos y presentaciones para tomar desde casa, desde la tapica del bar o en la calle con los amiguetes.

CONTAMOS CON UNAS GRANDES INSTALACIONES

Con unas instalaciones a la altura de las de Lácteas Zamoro en Santibáñez de Vidriales, con una producción anual de 1 millón de kilos, se comercializa a nivel nacional tanto en hostelería como en alimentación, restaurantes de gran glomour hasta el típico bar del pueblo. Además, la empresa acaba de iniciar su andadura en el comercio internacional y exporta su producto a Alemania, Francia, Estados Unidos, Inglaterra y Bélgica.
Las instalaciones de Lácteas Zamoro, ocupan 6.000 metros cuadrados y combinan innovación y avance tecnológico con procesos artesanos en la elaboración del queso y apostando por el avance tecnológico para incrementar la calidad de su producto.
«Antes de dar el salto a dicho avance tecnológico, hacemos miles de pruebas para tener la certeza absoluta de que nuestro producto va a mejorar», dice Juan Uña, de lo contrario, siguen con los procesos artesanos.
La fábrica cuenta con un gran equipo humano formado por 22 trabajadores. El proyecto lo componen también los ganaderos que venden su materia prima a la quesería.
El objetivo de Lácteas Zamoro es mantener e incluso aumentar su producción, potenciar el mercado internacional y seguir trabajando con ilusión, con el ánimo de innovar y de seguir mejorando su producto y llegar a las máximos puntos de venta posibles con la máxima calidad y el mejor queso.

Un queso para todos

Otro activo muy destacable es que Lácteas Zamoro elabora únicamente queso de oveja de leche cruda. Este es su único producto. Por lo tanto, todos los esfuerzos de investigación, mejoras en la calidad, desarrollo de nuevos formatos, etc. están centrados en un único producto; el queso de oveja de leche cruda.

Han conseguido figurar entre los más acreditados de España y son el “buque insignia” de la mayoría de despensas de restaurantes, tiendas gourmets y especializadas en quesos, así como en casas particulares y bares de tapas. Además los quesos de LÁCTEAS ZAMORO, están amparados por la Denominación de Origen Queso Zamorano, teniendo elementos muy reconocibles. La materia prima principal es leche cien por cien procedente de ovejas de las razas churra y castellana criadas en la provincia de Zamora, de donde procede el 20 por 100 de toda la producción española de leche de oveja.
Lácteas Zamoro es una empresa con más de 25 años de experiencia y dedicación a la elaboración de queso de oveja de leche cruda.
Pero el resultado final de este queso único parte de una rigurosa selección de la materia prima, la leche. Por ello Lácteas Zamoro cuenta en su plantilla con un equipo de veterinarios que controla desde el origen la sanidad y la alimentación de las ovejas y cuenta, también, con un departamento de calidad que diariamente analiza cada entrada de leche que se realiza a las instalaciones.

No es un secreto que para obtener un gran queso hay que partir de la mejor leche. El control sanitario, la alimentación natural y el principio de bienestar animal, hacen de nuestras ovejas una ganadería única, nos apunta Juan Uña. Y nos dice que “CIUDAD DE SANSUEÑA”, es un queso zamorano de carácter especial, cuya fermentación se realiza con la propia bacteria natural de la leche, sin adición de conservantes ni fermentos. Una esmerada producción artesanal en la que incorporamos la más alta tecnología, cumpliendo las estrictas normativas sanitarias y de calidad de la UE.